Dieta Mediterránea, descubrimos sus beneficios

Dieta Mediterránea, descubrimos sus beneficios

01 Septiembre 2017

Desde hace años no paramos de ver en los principales medios de comunicación que la dieta mediterránea es una de las mejores del mundo.
A continuación vamos a analizar los diferentes aspectos de esta dieta.

Principales beneficios:

Gracias al Aceite de oliva virgen extra no cocinado y un consumo moderado de frutos secos, la dieta mediterránea establece las bases de una dieta ideal en grasas insaturadas.
 

Si, las grasas son buenas! pero no todas.

Hay organos de nuestro cuerpo que se alimentan en gran parte de grasas, son necesarias para vivir, para pensar y para sentir.
Hay que prestar mucha atención, debido a que las grasas saturadas son justo todo lo contrario, son nocivas y nuestro organismo no está diseñado ni para filtrarlas ni para asimilarlas.



Uno de los mayores beneficios es que ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos, esto a largo plazo nos permite evitar enfermedades cardiovasculares y por supuesto evitar la acumulación de grasa indeseada.

Debido a su aporte en vitaminas, antioxidantes y omega 3 previene la aparición de diversos cánceres como el de colon. El Omega 3 consumido de forma regular nos ayuda con la eliminación de toxinas en el organismo y además nos ayuda a mejorar nuestra capacidad cognitiva.

Es una dieta con mucha fibra, porque incluye cereales, legumbres, frutas y verduras. Como es sabido, la fibra ayuda al tránsito intestinal, y por tanto favorece unas digestiones más eficientes y más saludables.

 

La OMS recomiendo la dieta Mediterránea para prevenir enfermedades degenerativas.

Si tenemos en cuenta que la dieta mediterránea original no abusa ni de panes, ni pastas, también nos parece lógico que muchos nutricionistas la aconsejen para reducir la diabetes.

En determinados congresos de alimentación a nivel nacional se ha llegado a la conclusión de que además disminuye el riesgo de fracturas oseas, con lo que podemos afirmar que es beneficiosa para nuestros huesos.
 

Veamos qué Alimentos forman parte de ella:

  • Verduras
  • Legumbres
  • Fruta
  • Pescado
  • Carnes blancas
  • Pasta
  • Arroz
  • Frutos secos
  • Se inluye también el vino consumido con moderación
  • Y el producto estrella, el aceite oliva virgen extra
Esta dieta aconseja un consumo moderado de carnes rojas y huevos. La Mantequilla queda totalmente sustituida por el aceite de oliva.
De ahí el tan común pan com tomate y aceite de oliva que acompaña en algunas comidas del día.
Aunque no está incluidos los productos lacteos, muchos expertos aconsejan ampliar la dieta e incluirlos. (esto lo dejamos a elección de cada consumidor)



Esperamos que os haya gustado!




 

Comparte: